Posteado por: muchomasqueunviaje | mayo 5, 2010

El Taj Mahal y otros monumentos dedicados al amor

La reina Arjumand Bann Begum, más conocida por su título Mumtaz Mahal, literalmente la favorita de Palacio, falleció en el año 1631 al poco de dar a luz a su décimo cuarto hijo, ahí es nada. Su amante marido, el emperador Shah Jahan decidió  construir, para recordarla, una tumba que hiciera perdurar su memoria eternamente. A nuestro entender, lo consiguió.

Es muy difícil describir con palabras el Taj Mahal. Cuando lo ves,  sientes que estás delante de algo especial, importante, único. No defrauda, es tal cual lo imaginas.

La entrada da a un amplio patio rodeado de muros de piedra roja y un gran pórtico de entrada que esconde todo lo que hay tras de él, salvo por un pequeño arco a través del cual se va viendo poco a poco….

Al atravesar el arco, se abre ante ti un amplio espacio repleto de jardines, árboles, estanques y mucha mucha gente, como hormiguitas de colores, y en el centro se yergue imperturbable, majestuoso, simétrico, perfecto, el Taj Mahal, con su mármol blanco, sus escritos coránicos, sus minaretes, sus arcos…..

Dicen que cambia con cada momento del día, según la luz que reciba, nosotros lo hemos visto al amanecer, al mediodía y al atardecer desde todos los ángulos y no podríamos decir en qué momento nos ha gustado más. Impresiona.

Desde Agra viajamos en tren y autobús hasta Khajuraho, en el estado de Madhya Pradesh, donde llegamos el lunes 3 de mayo. Khajuraho es famoso por un conjunto de templos hindúes de los siglos X a XII, construidos por la dinastía  Chandella, que también evocan al amor aunque en este caso algo más carnal. Los templos, bastante bonitos por cierto, están situados en una amplia parcela rodeados de árboles y jardines, están cubiertos interior y exteriormente por numerosas esculturas, alguna de ellas un tanto subida de tono…

Khajuraho es también un tranquilo pueblecito en el que se puede ir en bicicleta a todos los lados sin peligro de ser atropellado por cualquiera de los vehículos que por este país se ven y en el que se puede descansar un poco de las estresantes ciudades.

Desde aquí regresamos en tren al estado de Uttar Pradesh de nuevo siguiendo rumbo este, para visitar una de las ciudades más antiguas del mundo: Benarés (Varanasi), la ciudad de la luz y del Ganges.


Responses

  1. simplemente wow!! a seguir disfrutando de la vida, que la vuestra…es VIDA!!!!!!!!!
    besos

  2. sin palabras! un beso muy fuerte a los dos

  3. ….cualquier día de estos se me cruza el cable y me planto allí con Bender disfrazado de vaca😉

  4. Que morenitos, esas fotos me recuerdan slumdog millionaire, ¡Si Rodri parece hasta un local!
    Ha llegado a mis oidos que no comentamos nada en el blog, esperate a este miercoles…

  5. Como te dije ,el taj es igual cuando entras, ni más grande, ni mas bonito que como lo9 imaginabamos.Ya sabes que yo decía que no me moriría sin conocer el Taj. Y yo tube esa impresión cómo bosotros.Ya sabes que letra no me funciona.besos

  6. Sobrecogedor el sitio e impresionantes vuestras sonrisas.

  7. Anna, me encanta el salto de alegría al ver el Taj, solo falta hacer alguna rueda, el mortal y un poco de rítmica😉

    Rodri muy guapo con la barba!!!

    Debe ser impresionante!!! y un lujo lo de poder experimentar los cambios del Taj a las diferentes horas del día!!

    Besos!

  8. Dedicados al amor???

    Redios!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: