Posteado por: muchomasqueunviaje | agosto 11, 2010

Norte de Laos

El norte de Laos es mucho más montañoso que el sur, aunque igual de verde, así que las distancias a recorrer se hacen más largas en el tiempo. De Vientián, nos dirigimos rumbo norte hasta Van Vieng, abandonando momentáneamente el curso del Mekong. Van Vieng es una extraña población a orillas del rio Nam Song cuyo principal atractivo son los deportes de aventura a lo largo de dicho río. Está repleta por tanto, de agencias que organizan distintas actividades como descenso en kayak, escalada, rutas en bicicleta de montaña y tubing (descenso del rio sobre cámaras de neumáticos) y de bares y restaurantes que emiten distintas temporadas de la serie Friends resultando algo chocante, sin embargo, el entorno en que está situada, rodeada de montañas de piedra caliza y numerosas cuevas, hace que merezca la pena parar por aquí. En Van Vieng pasamos una noche e hicimos un trekking por los alrededores.

Siguiendo rumbo norte, 6 horas en minibús nos trajeron hasta Luang Prabang donde nos encontramos con Inés, que nos acompañara durante casi tres semanas en nuestro periplo por Laos y Vietnam.

Situada en la confluencia de los ríos Nam Khan y el omnipresente Mekong otra vez, Luang Prabang, que recibe su nombre de una estatua de Buda, es una preciosa ciudad patrimonio de la Unesco desde 1995, pocos años después de que Laos se abriera al turismo. Posee 32 templos históricos repartidos a ambos lados de sus ríos, lo que no está nada mal para una población de 25.000 almas, muchas mansiones francesas y alberga un Palacio Real, reliquia de los tiempos en que este país era una monarquía. La calle principal, paralela al Mekong aunque unas calles más arriba, está llena de animados y bonitos restaurantes y acoge todas las noches un animado mercado de artesanía y ropa.

Todas las mañanas, al amanecer, en las calles de la ciudad y cerca de los templos, tiene lugar la muy colorida ceremonia de entrega de limosnas, en la que los monjes budistas reciben comida de los fieles que así ganan méritos para vidas venideras y las calles se llenan del color naranja de las túnicas de los monjes.

Desde aquí también, hemos visitado unas bonitas cascadas a las que se llega navegando aguas abajo el Mekong.

En Luang Prabang hemos pasado 5 noches en una muy agradable casa de huéspedes (Manichan Guest House) y desde aquí el miércoles 11 de agosto tomaremos un avión hacía Hanoi, la capital del mítico Vietnam.


Responses

  1. Hola chicos!!!!!!
    Que buena las caras de dormidas de Inés y Anna en esa caremonia al amanecer!!!!!! juas juassssss
    Me alegro mucho que os lo estéis pasando muy bien!!!!!!!!!
    Que envidia me dáis!!!!!!
    Yo ya he empezado a trabajar esta semana, y la verdad es que Barcelona está vacía… y se está MUY BIEN!!!!!
    En casa por fin ya tenemos mesa de comedor, y en 1 mes nos llegan las sillas!!! así que pronto ya será una casa normal!!!!!!! jejejeje
    Pues eso, que disfrutéis un montón y hasta pronto!!!!!
    Ko

  2. Eiiiiiiii! que hace mucho que no os escribo, lo siento! ya veo que estais muy bien acompañados, eh? Yo sigo en Badajoz con alguna que otra escapada al Sur y a Portugal.Un beso a todos y que disfruteissssssss, qué envidia,coño!

  3. una maravilla, qué hermoso…
    debe de sentirse la buena energía por las calles cuando pasan los monjes… próximo viaje: sudeste asiático. besos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: